29/1/11

El idioma de la doblez
 afirma nada.




Puta Poesía. Ferran Fernández (Ed.) Luces de Gálibo, Málaga, 2010

25/1/11

EL SAUCE

Y el manojo de árboles vetustos
PUSHKIN




Crecí en medio de un silencio de arabescos,
en la habitación infantil y fría del joven siglo.
No me era grata la voz de los hombres,
sólo entendía la del viento.
Yo amaba la ortiga y la bardana,
pero por encima de todo el sauce plateado.
Agradecido, él vivió siempre junto a mí,
sus ramas sollozantes
cubrían de sueños, mi insomnio.
Y, extrañamente, le he sobrevivido.
Afuera el tronco cercenado permanece
mientras otros sauces con voces alienadas
algo dicen bajo nuestro cielo.
Y yo guardo silencio….como si hubiera muerto un hermano.

Soy vuestra voz. Antología, Ed. Hiperión, Madrid, 2005, La caña, (1940)



Visto en Revista Alga, nº 58: http://www.castelldefels.org/entitats/alga/58_centrales.htm

Cuadrados y ángulos

Casas enfiladas, casas enfiladas,
casas enfiladas.
Cuadrados, cuadrados, cuadrados.
Casas enfiladas.
Las gentes ya tienen el alma cuadrada,
ideas en fila
y ángulo en la espalda.
Yo misma he vertido ayer una lágrima,
Dios mío, cuadrada.


Poesías, Alfonsina Storni. Editorial Universitaria de Buenos Aires, 1961


Visto en http://amediavoz.com/

21/1/11



MAYALDE nace en 1980, fruto de un matrimonio y de siete años de alboroto juvenil desahogado en música. Nuestra apuesta inicial fue cambiar la Universidad o lo que fuera por el buceo en las memorias de los viejos de nuestra tierra, que conservaban una parte de nuestra historia jamás escrita en su cabeza, para poder seguir contándola. Y eso es lo que llevamos haciendo casi treinta años. Por toda España, mitad de Europa y parte de América y África.

No podemos quejarnos de falta de reconocimiento por lo que hacemos y nos gusta medir eso, más que por los premios recibidos, por los amigos que hemos hecho. Nos honraron con su sabia experiencia Joaquín Díaz, Vela Zanetti, Venancio Blanco, Ferrán Adriá y muchos más. Cada tarde de concierto, con ese lenguaje universal llamado aplauso, las gentes nos animan a seguir haciendo el trasvase entre los que no contaron las cosas porque no se las preguntaron y los que no las preguntaron porque no las conocían, y vamos cerrando el círculo de la Herencia Antigua, en forma de palabra.

Nunca hemos necesitado manager ni oficina de contratación. La gente, sencillamente, llama a casa porque un amigo le ha dicho que ha visto a una gente que se come el escenario a pedazos y que desarrolla , como oficio, el viejo arte de los hechiceros: escarbar en las vísceras del personal para ofrecer a los Dioses el sacrificio de un canto, un brindis o un baile compartido. Entre "ten con ten" y "machalá, machalá" hicimos una muchacha y un muchacho que fueron creciendo entre bodegas y escenarios, cuentos de viejos y sopita en vino, y que, con el tiempo, fueron entendiendo que la TRADICIÓN está basada en el relevo, que encender un fuego es importante para seguir el hilo, que un toque de sartén puede contar más del ser humano que un tratado de Antropología.

Y henos aquí a los cuatro, Eusebio, Pilar, Laura y Arturo, espetados en una página Web, cuidando a "la madre que parió a la música" y viajando en el carromato de los cómicos lleno de "cacharros y tirinenes para comer y cantar".
Eusebio MAYALDE.
2009

16/1/11

Romance del Conde Olinos

13/1/11

EL LEVE MARTILLEO DEL OTOÑO
como una baraja de naipes afilados
sesga mi memoria,
y al pisar las lenguas secas,
desertoras tristes de sus árboles,
oigo mi voz y no me reconozco,
¿fue tan hermoso ese día de campanas
en que desnudo en la yerba
fabriqué este recuerdo?

(1-75)


Cuarenta contra el agua. Antología poética. Ed. Demipage, Madrid, 2010

5/1/11

Las luces de neón y los leds, los agrandes almacenes,
los anuncios de televisión
y los desesperantemente reiterados villancicos
gritan con estridencia la Navidad.
El calendario, inexorable, nos anuncia la inminencia del Nuevo Año.

Pero yo de momento sólo creo
en la voz, la palabra y el gesto de las personas honestamente coherentes
en el paradigma de la espiral, no en el de la línea recta
en el ser y el sentir no en el decir
en la escucha activa y la mirada crítica y consciente
en la creatividad y la expresión como motores del yo
en estar abierto a la duda las veinticuatro horas del día
                                                      buceando en el signo de interrogación
en huir de los pasivos contestadores automáticos de preguntas
                                                                                por otros formuladas
en el regreso de la mariposa monarca.

2/1/11