22/2/15

Dignidad

Arrodillarse
ante la tierra.

21/2/15

Matizando sentencias



El ser social condiciona (no determina absolutamente) la conciencia. A su vez, la conciencia puede limitarse a intentar reproducir y preservar las condiciones sociales o coadyuvar, mediante un esfuerzo de libertad personal, a la transformación del ser y de las condiciones sociales.

Yo-yos

"Yo soy yo y mis circunstancias", escribía Ortega.


 Hay circunstancias que no dependen de mi yo completamente, sino de todos los yos, en parte. Cambiar esas circunstancias que abocan a la barbarie y la desgracia, será tarea de todos los yos, de todos los "mundos y universos interiores", o no será. Si continuase sin poder ser, los poquitos YOS especuladores, explotadores, desalmados, podrían seguir imponiendo sus reglas de muerte a la mayoría de los yos humildes, sobre los que recaen las consecuencias de crisis, guerras y miserias consustanciales a ciertos modelos de "progreso".


11/2/15

La ley es tela de araña



Supo esto Anacarsis, y se rió del cuidado de Solón y de que pudiera pensar que contendría las injusticias y codicias de los ciudadanos con los vínculos de las leyes, que decía no se diferenciaban de las telas de araña, sino que, como éstas, enredaban y detenían a los débiles y flacos que con ellas chocaban, pero eran despedazadas por los poderosos y los ricos.
PLUTARCO

Las leyes son como las telas de araña, puesto que las mosquitas y las pequeñas mariposas quedan atrapadas pero los grandes tábanos dañinos las rompen y atraviesan.
RABELAIS

Las leyes son como las telas de araña, que atrapan a las moscas pequeñas, pero dejan pasar a través de ellas las avispas y abejorros.
JONATHAN SWIFT

Las leyes son como las telas de araña, a través de las cuales pasan libremente las moscas grandes y quedan enredadas las pequeñas.
HONORÉ DE BALZAC

La ley es tela de araña
en mi inorancia lo esplico:
no la tema el hombre rico;
nunca la tema el que mande;
pues la ruempe el bicho grande
y sólo enrieda a los chicos.

Es la ley como la lluvia:
nunca puede ser pareja;
el que la aguanta se queja,
pero el asunto es sencillo:
la ley es como el cuchillo,
no ofende a quien lo maneja.
JOSÉ HERNÁNDEZ

9/2/15

ENTONCES LA MUERTE / 4



Todo me lleva a ti; así, esta tarde
abierta al cielo azul que ha sucedido
al airado negror de la tormenta,
bajo esta luz que, más que vespertina,
me parece cegante y de mañana,
cuando atravieso el valle
y vuelvo a Jerte, sin saber por qué,
siguiendo no sé bien qué raro impulso,
curva a curva, ya sabes, cauce arriba,
hasta las mismas fuentes de la vida.
Todo es igual, pero también distinto,
y me remite a ti.Y las cascadas,
y los bancales y el río y los cerezos
parecen ser mirados por tus ojos
y a su través me hablas todavía
y vuelves a explicarme lo que importa:
sertirse aquí, feliz, y rodeado
de cuanto cualquier hombre necesita:
la luz, el campo, el árbol, la montaña,
cosas, tal vez, vulgares o anacrónicas
pero que nos confortan y nos salvan;
los seres y las fuerzas de ese mundo
solar donde vivías;
donde, para mi bien, conmigo vives.



http://fernandoaramburu.blogspot.com.es/2015/02/vetas-profundas-reflexion-sobre-un.html?spref=fb



4/2/15