24/2/17

Telarañas en el retrovisor





No quiero desprenderme de mi chaqueta de pana raída. La nueva no me lleva con el mismo tacto por el ruido. 
Del buen tiempo, la sombra de los chopos y el camino por el que se aventuren mis viejas alpargatas de esparto. Arpegios de silencio que apacigüen.



22/2/17

The Thrush




When Winter's ahead,
What can you read in November
That you read in April
When Winter's dead?

I hear the thrush, and I see
Him alone at the end of the lane
Near the bare poplar's tip,
Singing continuously.

Is it more that you know
Than that, even as in April,
So in November,
Winter is gone that must go?

Or is all your lore
Not to call November November,
And April April,
And Winter Winter—no more?

But I know the months all,
And their sweet names, April,
May and June and October,
As you call and call

I must remember
What died into April
And consider what will be born
Of a fair November;

And April I love for what
It was born of, and November
For what it will die in,
What they are and what they are not,

While you love what is kind,
What you can sing in
And love and forget in
All that's ahead and behind.



El Tordo

Cuando el invierno está por venir,
¿qué puedes leer en noviembre
que puedas leer en abril
cuando el invierno ha muerto?

Oigo al tordo, y lo veo
solo al final del camino
cerca de la copa sin hojas del álamo,
cantando continuadamente.

¿Se trata más bien de que sabes
que, incluso en abril,
o en noviembre,
el invierno, que debe marcharse, se ha ido?

¿O es tu tradición
no llamar noviembre noviembre,
y abril abril,
e invierno invierno, nunca más?

Pero conozco todos los meses,
y sus dulces nombres, abril,
mayo y junio y octubre
mientras llamas y llamas

debo recordar
lo que murió en abril
y considerar qué nacerá
de este hermoso noviembre;

y amo abril por lo que
nació de él y noviembre
por lo que morirá en él,
lo que son y lo que no son,

mientras amas lo que es amable,
y en él lo que puedes cantar
y en él lo que puedes amar y olvidar,
todo lo que está antes y después.


 

20/2/17

Quizá un verso



Dicen que hay un debate sobre la poesía. Que hay jóvenes que están “triunfando” con ayuda de su trabajo previo en las redes sociales. Que están vendiendo como nunca ha vendido la poesía. Que si eso no es poesía, que si esto, que si lo otro.
Paréceme que afloran a destiempo las vestiduras rasgadas. Desde hace décadas, en este país se venía sufriendo la hegemonía de una poesía que pensaba más en el posible público que en el propio trabajo creativo. No es necesario explicar cómo se manifestaba tal hegemonía. Tampoco la “forma” que campaba a partir de tales criterios. Lo que ahora se critica pudiera no ser más que una vuelta más de tuerca en esos parámetros, aunque aprovechando los nuevos medios. Admito que se pueden haber pasado de rosca –no los leo-, considero que la cuestión fundamental sigue sin abordarse.
Al margen de historias, la poesía, con más o menos reconocimiento, ha existido y existirá. En los últimos años, algunas compuertas se han abierto hacia cierto rigor.
No soy amigo de cotos ni de juicios, pero sí de calibrar y de discernir. Recuerdo que durante cierto verano de mi adolescencia, me indignaba que una canción de Georgie Dann compitiese en las listas con “Wish you were here”. Seguí mi búsqueda.
No me interesan las polémicas. Intento realizar mi labor con criterios propios en lugar de señalar eriales.
¿Qué es el éxito? Quizá un verso.



17/2/17

Memeces





¿Le pedimos a un matemático que se plantee problemas que pueda resolver todo el mundo?
Probablemente lo haríamos sólo en el caso de que esté ejerciendo de profesor a cierto nivel.





13/2/17

Agua callada









6/2/17

Querer decir





Si no tiene cuidado acabará por querer decir lo que dice en vez de decir lo que quiere decir.


5/2/17

No hay tanto pan