31/5/10

UNA HOJA QUE CAE

Que nada se presente se debe también al cansancio de la atención. Casi del mismo modo es secundario todo lo que podría contrariar a los sentidos. La naturaleza, en cambio, se sobreestima a la vez por la diversidad, tanto más cuanto más cerca está del final. La hoja que cae es más alta que el árbol. ¿Y nosotros? ¿Conocemos el amor que supera al amor?


Abismo de abismo, Ediciones Bassarai, Vitoria-Gasteiz, 2000. Traducción y prólgo: Clara Janés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario