24/3/12

Huelga General

.

Penúltima manifestación. Extraño. De nuevo los cotos endémicos de eso que se dio en llamar izquierda, aunque hoy difícilmente nos pondríamos de acuerdo en lo que significa esa palabra; de nuevo los banderos… De pronto veo delante a quienes hasta hace poco estaban enfrente. Me giro y llegan los que compartieran gobierno con ellos… ¿Qué pinto aquí? Me voy.

Durante estos días reflexionamos en voz alta (aún podemos), sobre ciertos sindicatos y partidos, sobre la eficacia de una convocatoria… Finalmente nos adherimos a la huelga general. Por los más de cinco millones que no serán contabilizados. Por todos los que desearían hacer huelga y no podrán (cada vez más fácil el despido, cada vez más condicionados en esa teórica libertad). Algunos iremos a la huelga también para poder decir en un futuro que hicimos lo que pudimos; para que palabras como solidaridad y ética no se nos caigan de los labios cuando las pronunciemos…

Porque algunos queremos aprender a dominar la ira, a vencer la impotencia, a combatir la resignación tanto como el fanatismo de cualquier color. Porque todos queremos el pan nuestro de cada día y un mañana de dignidad para nuestros hijos. Porque no vamos a dilapidar el legado de libertades y conquistas de nuestros mayores.

Porque cambiamos para seguir siendo.


foto: José Ángel Hernández






No hay comentarios:

Publicar un comentario