26/6/16

Sólo sé que algo sé y apenas sirve para nada.






No sé si tenemos lo que nos merecemos. Sé que muchísima gente honesta y trabajadora ha sufrido, está sufriendo y seguirá sufriendo lo que no se merece.
¿Cuándo vamos a aprender? ¿Hasta cuándo aquel que disputa mi espacio político será el centro de mis ataques? ¿Algún día nos centraremos en lo que nos une, en aquello que debemos construir?
Si en lugar de hablar tanto de política, conversáramos de cultura, de filosofía, de cuestiones sociales… Quizá la pescadilla dejase de morderse la cola y comenzase a nadar.
Sólo sé que algo sé y apenas sirve para nada.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario