21/6/12

Por los mineros, por su dignidad



Antes de acabar con el futuro y el presente de sectores de trabajadores, familias y comarcas como las que viven de su sudor y se dejan la vida y la salud en tantas ocasiones, antes de juzgar la viabilidad de su sustento diario...
¿Por qué no juzgar la viabilidad de los que se enriquecen especulando sin escrúpulos, generando situaciones como la crisis financiera?
¿Por qué no negar el futuro y el presente de todos cuantos se lucran ilegalmente con el dinero de todos?
¿Por qué no negar el pan y la sal a los que, en lugar de cumplir con los compromisos para los que han sido elegidos, se dedican inmediatamente a hacer lo contrario de lo que prometieron?

Entonces se podrían comprender, quizá, los sacrificios; se podría comenzar a hablar de compartir las consecuencias de una crisis que no han provocado quienes trabajan o sólo quieren trabajar honradamente. Nunca antes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario