23/7/12

Encerrona en Cultura Inquieta





Poca presentación necesita el popular Pepe Viyuela. Polifacético. Actor, humorista, escritor y poeta. Amante del cine, la televisión y el teatro. Natural de Logroño (1963). Estudió Filosofía y Arte Dramático, y un largo etcétera.
Mucho ha pasado desde su primera aparición en televisión y de su famosa frase “Pero, ¿esto qué es?, que preguntaba mientras se veía atrapado en una silla plegable, su número más conocido. Mucho ha pasado: ha sido Filemón en dos películas, ha doblado a Elliot en Colegas en el bosque, ha estado a las órdenes de Julio Médem en Tierra, protagonizó la versión teatral de El Pisito junto a Teté Delgado, ha participado en el Festival de Teatro Clásico de Mérida… es Chema en Aída (Telecinco). Ha escrito dos poemarios, fue ganador de la segunda edición del Premio Internacional de Poesía Margarita Hierro y es autor de la novela Bestiario de circo. Es vicepresidente de la ONG Payasos sin Fronteras y socio honorífico de Amigos de la Tierra. Etc.
Ahora Pepe Viyuela llega a las tablas con Encerrona, una reflexión sobre lo cotidiano desde la perspectiva del payaso. El personaje se queda atrapado en el escenario. Ha llegado allí engañado y se encuentra con el público enfrente. No iba a actuar, pero se ve obligado. Ha sido una encerrona. Quiere escapar, busca una salida, las miradas se clavan en él, algo le impide huir. Así, como bufón de corte arrojado al salón del trono, durante algo más de una hora este hombre tendrá que actuar. Tendrá que hacer algo.
Una guitarra, una silla, una chaqueta, un periódico y una escalera serán los objetos que encuentre y que utilice para intentar salir del paso. Como juego o como escudo; los objetos se transforman. Son nuevos, además, para él.
Esta obra se presenta como una metáfora en la que “el payaso es cada uno de nosotros y su juego no es sino nuestra vida, estamos obligados a existir y obligados a actuar, no sabemos dónde nos hemos metido y debemos seguir adelante”. Esta es la encerrona que se encuentra Pepe Viyuela en Cultura Inquieta.












No hay comentarios:

Publicar un comentario