15/7/12

Subcultura





Por otro lado, hemos procurado resistir la tentación de retratar la subcultura (como en cierta época algunos escritores influidos por Marcuse tendieron a hacer) como depositaria de la “Verdad”, detectando en sus formas algún oscuro potencial revolucionario. Sí hemos querido, en cambio, y como diría Sartre, reconocer el derecho de la clase subordinada (los jóvenes, los negros, la clase obrera) a “hacer algo con lo que de ellos se hace”: a embellecer, decorar, parodiar y, si es posible, a reconocer y a elevarse por encima de una posición subordinada que ellos nunca eligieron.



(...)

En concreto, he empleado el término "ruido" para describir el desafío lanzado al orden simbólico que supuestamente constituyen estos estilos. Tal vez sería más exacto y elocuente pensar ese ruido como el anverso de la "armonía chirriante" de Althusser.


DICK HEBDIGE, Subcultura. El significado del estilo. Paidós Comunicación 157 (1979-2004)





No hay comentarios:

Publicar un comentario