29/6/15

LA CASA DE MI PADRE




Si me piden que derrame sangre
por un nombre,
me volveré mudo
y prescindiré de los nombres.
Para defender la casa de mi padre,
no derramaré una sola gota de sangre.
Dicen que ese extraño edificio hipotético
es la casa de mi padre.
Mi padre vive de alquiler.



No hay comentarios:

Publicar un comentario