12/10/10

Miguel Hernández, por Vicente Monera





El sol, la rosa y el niño
flores de un día nacieron.
Los de cada día son
soles, flores, niños nuevos.


Mañana no seré yo:
otro será el verdadero.
Y no seré más allá
de quien quiera su recuerdo.


Flor de un día es lo más grande
al pie de lo más pequeño.
Flor de la luz el relámpago,
y flor del instante el tiempo.


Entre las flores te fuiste.
Entre las flores me quedo.



Cancionero y romancero de ausencias. Ed. Lautaro, Buenos Aires, 1958. Espasa Calpe, Madrid, 1990

No hay comentarios:

Publicar un comentario