8/11/15

IDEOLOJÍA





La perfección de la forma artística no está en su exaltación, sino en su desaparición; no en hacer una prosa mala o desaliñada, sino en hacerla tan buena que parezca que no existe.




Ni el elojio me inquieta ni la censura me conmueve. Soy lo que soy. Nada me añade el aplauso y nada me quita el insulto.




No hay dibujantes mejores que el polvo y la sombra.




Gustar pero no del todo.



Mejor callar que hablar; mejor soñar que callar; mejor leer que soñar o pensar solo. Leyendo, el mismo silencio se calla y podemos pensar o soñar en compañía.



Actual; es decir, clásico; es decir, eterno.



Era casi perfecta. Su mayor encanto estaba en el “casi”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario