1/1/16

Henry David Thoreau









Cuán vano es sentarse a escribir cuando aún no te has levantado para vivir.






Nueve décimas partes de la sabiduría provienen de ser juicioso a tiempo.







Lee los buenos libros primero, lo más seguro es que no alcances a leerlos todos.







Sólo alborea el día para el cual estamos despiertos. Hay aún muchos días para amanecer.






 La bondad es la única inversión que nunca quiebra.











No hay comentarios:

Publicar un comentario